Existe en el mundo de la música un mito que relaciona al Cuarteto de Liverpool con nuestra cultura y nuestro país, algo que hoy podríamos ver común, pero que hace 50 años hubiera sido imposible imaginar.

Este 2017 se cumplen 50 años del lanzamiento de Stg. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Material que rompió muchos paradigmas y que dio como resultado una de las etapas más psicodélicas y de creatividad desenfrenada de los Beatles. Innovación que no solamente venía en la música y en las letras, sino también en la cubierta.

Por entonces, las portadas pasaban de ser unas cubiertas para los LP’s a objetos de arte. Y eso era lo que querían representar con la del Sgt. Pepper’s. Para ello, llamaron a Peter Blake, pionero del movimiento Pop Art, quien sería el encargado de crear la obra en cuestión.




El fruto de aquella colaboración es la famosa y más que conocida portada: un collage con los Beatles vestidos como sargentos coloridos reuniendo en torno a sí a todas las personas más importantes de la humanidad. Personajes como Marx, Bob Dylan, Marlon Brando, Aleister Crowley, unas versiones más jóvenes de ellos… reunidos en un mismo escenario.

Tin-Tan, comediante mexicano

Pero lo más curioso es que se considerase a Germán Valdés Tin-Tan como una de las personas más influyentes en la historia de la humanidad (en México, al menos, está asegurado su estatus como leyenda), y se cuenta que recibió la llamada directa de Ringo Starr para que viajará hasta Londres a formar parte de la portada.

Para nuestra mala suerte, El Pachuco declinó la invitación debido a que en ese momento se encontraba doblando la voz de Baloo de la primera adaptación animada de El Libro de la Selva. Nada desconocido el señor. No obstante, en su representación mandó un Árbol de la Vida, figura representativa de la ciudad de Metepec y que, según él, “lo representaba con exactitud”. Y así fue, pues la artesanía mexiquense se asoma en una parte de la portada.

Esta historia no es tan descabellada, teniendo en cuenta el gran cariño que Ringo Starr le profesa a nuestro país. Tanto, que incluso escribió una canción a un hotel de Acapulco. Además de que nuestro Germán Valdés era fanático de los Beatles y en algún momento llegó a hacerles un homenaje con su humor característico.

Pero como dije, si bien es un mito, creo que deberíamos seguir alentándolo. De ser cierto, los mexicanos y nuestro país tenemos más valor del que creemos tener en la cultura pop. Sería algo positivo que pensáramos en lo que podemos hacer como nación en dichas circunstancias.

@MrDonPedro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: