La Dolorosa es una banda de Metepec que tuve la oportunidad de grabar para Crush on Culture en meses pasados. En gran resumen, la sesión se llevó a cabo de manera dinámica y divertida, sin carecer de profundidad y gran impacto en mí, que en mi corta experiencia produciendo, llamó poderosamente la atención. La Dolorosa es una banda que se toma en serio lo que está haciendo. Tocan con pasión y no existe un solo momento de su interpretación donde los músicos no se desvivan y se entreguen por completo a su obra, cosa rara en la actual escena mexiquense, si es que tal cosa existe.

Lo que es un hecho es que La Dolorosa, hace unos días, tuvo a bien liberar su primer EP, titulado Volátil. El álbum consta de 7 canciones, todas ellas de composición de los mexiquenses. Volátil cuenta con la participación de Alejandro Flores, violinista mexicano mejor conocido por su participación en Café Tacvba. La música transcurre de manera fluida y refleja perfectamente la personalidad de la banda: Sin miedo, inesperada y cambiante. Volátil es la declaración de La Dolorosa acerca de su total dominio de la técnica, sin importar el género, especialmente en los atisbos de cumbia en la homónima Volátil y el brillante uso de sintetizadores y caja de ritmos en Echar a Andar.

Alejandro Marcovich, exguitarrista de Caifanes, decía hace algún tiempo en una entrevista que le gustaba pensar en su obra como “el sonido de la guitarra latinoamericana”, y resulta interesante reflexionar en cómo relacionamos ciertos sonidos con nuestro lugar de procedencia. Si hay algo que debe reconocérsele a La Dolorosa, es que están forjando su sonido característico en una industria donde muchas veces nos cansamos de escuchar bandas que son la copia de la copia.




Desde la primera vez que escuché No en una versión acústica durante las grabaciones que mencionaba al inicio de la nota, supe que esa canción era algo más que lo que había escuchado antes en los múltiples foros y venues toluqueños. Al revisar el disco, me encuentro con la gran felicidad de ver esta canción entremedio de las demás, con un arreglo de cuerdas impecable y sonando mejor que nunca.

La Dolorosa se desenvuelve en este disco que se lleva a cabo sin descanso, permitiendo al escucha permanecer atento, sin deseo alguno de quitarse los audífonos. Desapareces es el track que inaugura este álbum con una conjunción que va de la tranquilidad a la acción, guiada siempre por la línea de bajo y la melódica, que se debaten entre arpegios.

La Dolorosa se presenta este 2 de Diciembre en El Cantón de Metepec. No pierdan la oportunidad de verlos en vivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: