Es para mí un gran honor iniciar este conteo que hemos decidido hacer en Python Magazine con lo mejor de la música, el cine, la televisión y tal vez la literatura de este año. A continuación, algunas de las obras que considero fundamentales en este 2016 que, a mi parecer, fue un campo yermo y aburrido como pocos.




Música

Steven Wilson – 4 ½

4 ½ es la demostración de Steven Wilson, músico británico, de que la basura de un hombre es el tesoro de otro. Con esta entrega de tracks desechados de las sesiones de The Raven that Refused to Sing y Hand.Cannot.Erase, el antiguo frontman de Porcupine Tree demuestra un lado más amable y por momentos experimental de su proceso de composición, que los fans hemos agradecido infinitamente. Los temas destacados son My Book of Regrets, Happiness III, y Don’t Hate Me, una versión de su clásico tema del Stupid Dream con Ninet Tayeb a cargo de la voz.

Last Shadow Puppets – Everything you’ve come to expect

Recuerdo que a mediados de año me encontré disfrutando este álbum del que esperaba tan poco, y es que la voz de Alex Turner -y su arrogancia- me impedía creer en cualquiera de sus proyectos. Cegado por la ira hacia el joven compositor de los Arctic Monkeys, olvidé que el genio de Miles Kane frecuentemente inunda el lugar donde este se aparezca. Y así fue. Everything you’ve come to expect es un álbum de ánimo de tarde soleada, de playa, que infunde cierta tibieza en el escucha. En detrimento del mismo, podríamos decir que es una copia del cliché de la música de casino, sin embargo, me parece que Kane mantiene las riendas del proyecto de manera elegante y con mucha calidad. Aprende algo de esta tutela, Alex Turner. Los temas destacados son Aviation, Dracula Teeth, la pista homónima, The Element of Surprise, Bad Habits, Sweet Dreams y Used to Be My Girl. Hay que hacer una mención especial de los arreglos de cuerdas espectacularmente llevados a cabo en este álbum.

Red Hot Chili Peppers – The Getaway

Sí, así como lo leyeron. Considero que, atado de manos, este es el mejor álbum de 2016. The Getaway es un repaso, una actualización al ya lejano Californication de los Peppers. Un escupitajo en la cara de una sociedad podrida, orgullosa de sus estrellitas y su show-biz. Musicalmente, este disco es la rendición más impactante de toda la banda en su historia, donde únicamente Josh Klinghoffer se queda en algunos momentos por debajo de los estrepitosos solos de Flea, y la voz de Anthony Kiedis, que aún en el cansancio de sus 50 años, guía las melodías del álbum. No es ninguna sorpresa que Elton John y Nigel Godrich hayan formado parte de la grabación de este álbum. Los tracks destacados son todos; pero The Getaway, Dark Necessities, Goodbye Angels y Encore son, sin temor a equivocarme, las mejores canciones de la banda californiana, no solo del disco.

Menciones honoríficas

Moon Shaped Pool – Radiohead

Un ejemplo más de que se puede hacer arte de la basura. Moon Shaped Pool es un disco con debilidades, que sin embargo, ha dado a Radiohead la oportunidad de reinventarse con temas donde Thom Yorke al fin canta en toda su capacidad vocal, como Burn the Witch y la esperada llegada al estudio de True Love Waits.

This is Acting – Sia

This is Acting es un buen álbum eclipsado por su antecesor, 1000 Forms of Fear. No considero mi gusto por la obra de esta mujer como algo culposo, al contrario, celebro que una voz como la suya al fin tenga cabida en la industria del pop que reinaban cantantes mediocres como Adele, Lady Gaga o el dúo Rihanna-Beyonce (A las que no les encuentro diferencia). Con cortes interesantes, este álbum continúa abriéndole paso a Sia en un mundo que hace años se le negó y ahora se le entrega a los pies. Bien por Sia.

American Football

La legendaria banda de Mike Kinsella salió del hiato que se habían planteado de manera indefinida hace cerca de 17 años. Alternativa, rock, emo, folk, new folk, math rock, art rock o prog: nadie logra descifrar qué tocan todavía. Y lo mejor es que a los músicos no parece importarles. Su segundo álbum sin título es una obra de contrastes que invita al escucha a salir de la zona de confort musical con tracks cambiantes e instrumentaciones que muchas veces resultan complicadas de desenmarañar.

Películas

The Neon Demon, Nicolas Winding Refn, New Movie 2016, Drive, Nueva película 2016

The Neon Demon

Nicolas Winding Refn es un director de obra poco constante. En lo personal, aborrezco prácticamente todo lo que gira en torno a Drive, a excepción quizás de la chaqueta con el escorpión a la espalda que utiliza Ryan Gosling. Sin embargo, The Neon Demon me parece una obra digna de rescatarse en el magro cine de este año. La película es una experiencia visual como pocas ha visto el cine de los últimos años, donde el color y la luz funcionan a la perfección en la danza macabra que emprenden los personajes, donde todo pareciera de plástico, como una horrible casa de muñecas. A pesar de no contar con las mejores actuaciones y guion, The Neon Demon es un visual candy que cualquier espectador con un ojo mínimamente entrenado disfrutará.

Series

Mr. Robot, Elliot Alderson, USA, nueva serie, serie, 2016

Mr. Robot

Aclamada por la crítica y afortunadamente aún desconocida para el televidente latinoamericano, Mr. Robot fue una de las experiencias estéticas más afortunadas que tuve durante este año, y es que es un solaz ver cada capítulo de esta obra maestra que se replantea los límites de la narración televisiva, que invita al espectador a sorprenderse y ponerse a pensar; con un temática muy actual que se retuerce entre las relaciones fraternales, la mentira y el monólogo interior de un personaje entrañable: Elliot Alderson. Sam Esmail, creador de esta historia, está demostrando a cada paso que da la serie que también en la televisión se puede hacer arte, y que el televisor no es ese artefacto hipnótico y entumecedor a menos que así lo quiera quien tiene de frente la pantalla.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: