En La Llegada, una docena de naves espaciales descienden a la tierra y los seres humanos, en consecuencia, actúan como mejor saben: con hostilidad y de mal humor. Y pese a que el planeta Tierra alberga una cantidad innumerable de culturas, razas, idiomas y modalidades del lenguaje, queda claro que, ante lo desconocido, la comunicación no es el fuerte de la nuestra especie.

Sin embargo, personas como la Dra. Louise (Amy Adams) dedican su vida al estudio de la comunicación, lo que la lleva a pararse frente a frente con los visitantes de otro planeta, a establecer un lenguaje, códigos y referencias en su minúscula pizarra. A formar un vínculo, vaya.

Llama la atención que a primera vista La Llegada nos planteé esta búsqueda por el entendimiento mutuo como la consecuencia natural de los recuerdos y experiencias de cada persona. Según avanza la película, vemos escenas de la vida íntima de la Dra. Louise, sus transformaciones y el dolor que supone ver a un ser querido partir sin que haya manera de evitarlo. Y esto, pensamos, bien puede ser el factor decisivo por el cual ella  insiste en llevar a la nave espacial un conjunto de palabras como aquel que podríamos encontrar en el aula de un jardín de niños en medio un contexto militarizado y de histeria global que no resiste el deseo natural del hombre a disparar misiles al cielo: porque las palabras son sólo signos, pero las formas de interacción presumen objetivos claros. Es por ello que en China, se nos cuenta, la aproximación a través del juego sea errónea: porque en ese ámbito hay ganadores y hay perdedores, tal y como en la guerra. Si es cierto que de vez en cuando nos parece que es el equipo Norteamericano quien hace todo el trabajo mientras el resto del mundo toca tambores de guerra, también se acierta en decirnos que sin paciencia y sin compasión estamos bien jodidos.



No obstante, el giro que hace de La Llegada una pieza meritoria es retomar la lógica del entendimiento por el extremo opuesto: comenzar a dialogar, no por resolver el pasado, sino en pos de afrontar el futuro. Y no hay que ir muy lejos con las preguntas existenciales en esta película, no más allá de cada individuo. Dennis Villeneuve es lo bastante inteligente para convertir lo que pudo haber sido un filme de acción global lleno de tanques blindados, balazos y protagonistas fanfarrones en la historia de vida de esta mujer que, haciendo de su conocimiento un hecho verdaderamente sorpresivo en el último tercio de la película, no medra ante un porvenir que parece inevitable, que viene cargado de mucho dolor, pero que para ella vale la pena vivir…

“¿Valdrá la pena?”, se preguntará el espectador cuando desfilen ante sí los créditos finales. Una conclusión agridulce que desafía el tiempo con la bravura que solamente el amor puede dotar.

La Llegada se ha hecho con ocho nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor película, una decisión que parece insólita considerando que pocas películas de su género se han ganado el reconocimiento de la Academia. No es probable que gane muchos reconocimientos en un año especialmente politizado, cuya atención no puede estar más lejos de los extraterrestres, y trayendo como lastre un guion que padece de ciertas enmendaduras que sacrifican el sentido de algunas decisiones de los personajes y un par de huecos inexplicables que disparará las alarmas en la mente de los quisquillosos. De todas maneras, Dennis Villeneuve se apoya en un equipo de sonidistas, un fotógrafo y un editor astuto que hacen magia al momento de transitar por estos baches con elegancia y ritmo.

Y está Amy Adams, quien se ha quedado sin el reconocimiento de la Academia: injustamente, sí, pero qué le vamos a hacer.

“Arrival”, dirigida por Denis Villeneuve, nominada a:

  • Mejor Película
  • Mejor Director: Denis Villeneuve
  • Mejor Guion Adaptado
  • Mejor Fotografía: Bradford Young
  • Mejor Edición
  • Mejor Sonido 
  • Mejor Edición de Sonido
  • Mejor Diseño de Producción

Más críticas del Oscar 2017:

“La La Land”

“Hell or High Water: Comanchería”

“Manchester frente al mar”

“Moonlight”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: